Pintar paredes es una tarea que la mayoría de los propietarios temen. Pero nada hace que tu casa se vea más como un hogar que una nueva capa de pintura.

El trabajo de pintar es relativamente barato y puede transformar tu casa en algo mucho más atractivo de lo que era antes. Teniendo esto en cuenta, aprovecha este buen fin en pinturas para que pintes tus paredes como un profesional y obtengas lo mejor de los productos de pintura. Asimismo, toma en cuenta estos tips que aquí te damos.

pintar tus paredes

Advertencia meteorológica

No todas las marcas de pintura funcionan de la misma manera en temperaturas altas o bajas, así que asegúrate de elegir el producto correcto.

Aunque las pinturas son cada vez más resistentes a las temperaturas extremas, es mejor elegir un día que no sea ni demasiado caluroso ni demasiado frío antes de comenzar a pintar.

También debes tener en cuenta la lluvia al pintar el exterior de las casas. No querrás que la lluvia estropee ese hermoso tono que estabas buscando.

Primer poder: un buen sellador

Un buen sellador asegura la adhesión adecuada de la pintura a la superficie. Aumenta la durabilidad de la pintura y brinda protección adicional al material que se está pintando.

Algunas pinturas ya tienen una imprimación o sellador mezclado, pero siempre es mejor optar por un producto por separado para una mejor calidad y para asegurarte de que tus paredes no requieran una segunda capa de pintura.

Opciones de color para tus paredes

Tus paredes están preparadas y listas para funcionar, pero antes de abrir esa lata de pintura, considera los efectos que los colores pueden tener en una habitación.

Rojo: Aumenta el nivel de energía de la habitación y es bueno para generar emoción. Conocido por aumentar el apetito.

Amarillo: Brillante y alegre. El amarillo también puede hacer que los espacios más pequeños se vean amplios y acogedores. Excelente opción para cocinas y comedores. Pero evita usarlo en el esquema de color principal.

Azul: El azul es el color más relajante y sereno. Excelente para áreas de trabajo, ya que se sabe que aumenta la productividad.

El azul en el dormitorio también brinda calma y relajación. Evita los tonos de azul más oscuros, ya que tienden a evocar tristeza.

Naranja: El naranja es más adecuado para la sala de ejercicios, ya que evoca emoción y entusiasmo.

Púrpura: El púrpura, el color real, emite vibraciones de sofisticación y lujo.

Verde: El verde combina los aspectos positivos del azul y el amarillo mientras elimina los negativos. Apto para casi cualquier habitación.

Rendimiento sobre precio

Concéntrate más en la calidad de la pintura que en el precio. La pintura de calidad puede costar más, pero durará años, mientras que las alternativas más baratas pueden requerir un repintado muy pronto.

¿Pintor profesional o bricolaje para pintar tus paredes?

Contratar a un profesional es eficiente y puedes estar seguro de que obtendrás un resultado elegante. Tampoco corres el riesgo de quedarte con un exceso de pintura si sobreestimas tu proyecto de bricolaje.

Pero si eres experto en pintar y tienes mucho tiempo libre, pintar tu propia casa puede ser una experiencia muy fructífera. Por lo tanto, si estás de humor para pintar toda tu casa o partes de ella, ten en cuenta estas cosas.

También te puede interesar: Cómo pintar una habitación como un profesional