El color es algo que todos necesitamos en la vida. El color establece el estado de ánimo y el tono del hogar: mientras que algunos colores de pintura para la casa son vivos y enérgicos, mientras que otros son mucho más relajantes haciéndonos sentir como en la naturaleza.

Ya sea que solo quieras un solo guiño de color o una explosión completa, ¡a continuación encontrarás algunas formas creativas e inesperadas de agregar un poco más de color a tu vida!

 

Pintar la puerta de entrada

Dar una buena impresión y sorprender a sus visitantes con colores de pintura para casa elegantes y neutros puede ser muy acogedor para las visitas. Nada es tan acogedor como una entrada cálida. Su puerta de entrada es el portal a su hogar, debe ser acogedor y reflexivo de su hogar.

Una puerta de entrada roja o amarilla sugiere que eres audaz y que amas el color, una puerta de entrada recién pintada sugiere una casa que está bien cuidada. Una puerta frontal oscura, como el negro o el azul marino podría indicar que tienes un estilo sofisticado. Pintar su puerta de entrada es una manera simple y fácil de agregar color a su hogar.

 

Pinte el interior de sus estanterías

Tal vez esté alquilando, o tal vez prefiera tener un color neutro en sus paredes, pero anhela un toque de color. No quieres comprar accesorios, después de todo, los que tienes son perfectos. No está buscando reemplazar o recuperar su sofá, ni desea recrear totalmente su estilo. Al pintar el interior de sus estanterías (o gabinetes), tendrá un gran impacto con un mínimo de alboroto.

Pinta tu techo

Agregue un toque inesperado de color a su habitación pintando su techo. Hay muchas combinaciones y colores de pinturas para casa.

¿Le preocupa el viejo adagio de que un techo oscuro hará que su habitación se sienta más pequeña? No te preocupes, ha sido disipado. Todavía preocupado, entonces opta por un color más “seguro” y más claro, como un azul pálido o gris. Agregar color a su techo agregará un toque animado a su estilo y deleitará a sus invitados.

Recupera o pinta tus muebles

Pintar muebles vintage es una manera perfecta de agregar nueva vida a algo viejo. Está salvando un pedazo de historia y es ecológico.

Un sofá o loveseat antiguo que pudo haberse maltratado por el tiempo, acumulado algunas manchas o visto mejores días, pero que aún sirve y aun estructuralmente solido puede ser la solución. Puedes beneficiarte al solo ponerle una funda nueva y más colorida.

Recuperar o volver a pintar un mueble es una forma sencilla de agregar un toque de color a su espacio. Agregar un nuevo color incluso a algunas sillas viejas puede transformar su habitación dramáticamente.

Agregar flores

Quizás el método más fácil y versátil para agregar algo de color y mejor ambiente a tu espacio, es sin duda y simplemente la adición de flores brillantes y coloridas. Ya sea un arreglo ornamentado o un simple ramo de flores en un jarrón, puede transformar instantáneamente el ambiente en tu hogar. Y lo mejor de todo es que puedes cambiar de estilos y colores de forma regular y según las estaciones.

No olvides prepararte antes de pintar cualquier parte y sigue estos consejos.