Hoy en día es cada vez más común ver en las noticias sobre inundaciones recientemente y todos los eventos que pueden pasar cerca de nuestras casas, ya que no controlamos el clima y nunca sabremos cuando una gran tormenta puede destrozar parte de tu patrimonio.

No te alarmes, la gran mayoría de los desastres climatológicos se pueden prevenir hoy en día, por lo que te vamos a dar una serie de datos útiles sobre como impermeabilizar tu casa para protegerte de todas esas inclemencias del clima que pueden llegar a afectarte.

Los daños causados por la humedad y el agua pueden afectar gravemente tu hogar y generar facturas y pagos por reparaciones significativamente costosos. A diferencia de otros desastres que pueden afectar tu casa, el daño del agua puede acumularse con el tiempo (hasta varios años).

Afortunadamente hay algunas soluciones fáciles que se pueden realizar y lo puedes hacer tú mismo. Esto no solo evitará posibles daños por agua, sino que también podrá aumentar el valor de tu casa.

Pero, ¿Como saber cual es el mejor impermeabilizante y si todos sirve para lo mismo? Aquí hay una pequeña reseña para que sepas que partes de tu casa deben estar impermeabilizadas.

Fundación

Se puede pensar que los cimientos de hormigón o de concreto son sólidos como una roca, pero pueden desarrollarse algunas grietas con el paso del tiempo, y aunque no lo parezca el hormigón es poroso, por lo que el agua puede atravesarlo.

Puede impermeabilizar y sellar la humedad en la base de la casa, todo lo que necesitas es una membrana con hoyuelos que evite que el agua subterránea entre en contacto con las paredes y crear un espacio para que “respire”. Este método es efectivo al rellenar las grietas existentes con un sellador de concreto un poco de mantenimiento en el futuro.

Techo

Esta es la primera y más importante línea de protección contra daños por agua y lluvias, es importante que se efectué de buena manera para evitar que en poco tiempo se presenten las goteras y más problemas a largo plazo. Es importante verificar que los “tragaluz”, conductores de ventilación, de plomería y de electricidad estén bien sellados. En invierno, debes asegurarte de que las tejas o el techo en general no presenten grietas.

Paredes exteriores

Al igual que con la base, es importante seguir los códigos de construcción verificar todos estos códigos, en algunos casos el concreto del que están hechas las paredes se pueden mezclar con algunas sustancias que lo harán resistentes al agua. Si vives en algún edificio antiguo es probable que no tengas las mismas protecciones que se dan en las construcciones nuevas.

Canaletas

En algunas casas existen estas “canaletas”, estas canaletas de desagües deben mantenerse libres de obstrucciones o puedes correr el riesgo de que se rompan y generar muchos charcos inesperados. Verifica que estas tengan una vida útil, es decir, que no estén muy antiguas ya que pueden estar corroídas y no desempeñar bien su labor.

Ventanas y puertas

En algunos casos los marcos de puertas y ventanas de madera suelen hincharse en climas muy húmedos. Sellarlos puede ser tan simple como aplicar algo de silicón en los bordes o podría implicar obtener nuevas ventanas. Cambiarlas ventanas defectuosas mejoraran la estética de tu casa y la eficiencia para que no entre la humedad por estos lados.

Es cierto que el impermeabilizar una fuga de agua puede ser desastroso, es difícil argumentar que algo que puede posponerse. Si tienes suerte, una casa recién construida ya debe de tener una buena impermeabilización, mientras que una casa vieja podrá tener docenas de problemas con la humedad y la impermeabilización. Es importante que, al querer comprar una casa, consulte con personal capacitado de confianza que pueda evaluar bien la vivienda.

Prepara tu techo para la época de lluvias y mira más consejos aquí.