No importa qué tipo de muebles pintes, los pasos son casi siempre los mismos. Solo hay que hacerlo con mucho cuidado y de preferencia realizar esta tarea en un lugar ventilado.

Antes de pintar, hay que tomar en cuenta varias recomendaciones y tener a la mano todo lo necesario, desde lijas, brochas, disolvente, estopa, entre otras herramientas. Todo lo que necesites comprar está en el hot sale 2021 del 24 al 31 de mayo.

Limpia antes de cualquier cosa

Antes de iniciar, limpia los muebles que vayas a pintar. Es probable que los muebles viejos hayan sido encerados o pulidos en algún momento. Es importante eliminar primero todos los residuos, la suciedad y la grasa para que la pintura se adhiera.

Para este proceso, usa jabón y agua. Es un proceso barato y funcional para eliminar toda la suciedad de la madera. Cuando esté seco, verifica las reparaciones que tengas que hacer y rellena los agujeros o abolladuras.

Dale una lijada

Puedes hacerlo a mano, o si no tienes tiempo, puedes ocupar una lijadora. También puedes usar una lija para este paso, una que sea suave. Básicamente, vas a conseguir que la pintura se adhiera mejor a la madera. Luego limpia y quita el polvo antes del siguiente paso.

La imprimación es esencial

Con la imprimación puedes asegurarte de que el acabado general sea más duradero y también para evitar que salgan manchas a través de la pintura terminada. Usa un pincel y aplica una capa uniforme de imprimación por todo el mueble. Posteriormente déjalo secar por completo.

Quita residuos

No te olvides de este paso que es esencial si deseas un buen acabado. Al hacer esto, eliminarás las pequeñas protuberancias o burbujas de aire que inevitablemente se habrán desarrollado en la superficie. Cuando todo esté completamente liso, limpia tu mueble con un paño suave.

¡A pintar!

¡Llegó el momento de sacar tu brocha! Aplica una capa uniforme de pintura en todos tus muebles. Para obtener el mejor acabado posible, aplica muchas capas finas de pintura.

Nunca intentes cubrir tus muebles con una sola capa de pintura, ya que no lograrás un buen acabado.

Cuando la primera capa de pintura se haya secado por completo, lija todo el mueble con una lija fina. La idea es que vuelvas a hacer rayas para que se adhiera la siguiente capa de pintura y elimines los grumos y protuberancias. Elimina la suciedad y el polvo que haya creado el lijado.

Pintar mesa

Repite el proceso

Ahora es el momento de darle a tus muebles otra capa de pintura. Si la pintura aún no cubre tus muebles por completo, no intentes aplicar una capa de pintura más gruesa, mejor repite algunos pasos (limpieza, el lijado y proceso de pintado) hasta que estés satisfecho con el resultado.

Seguramente tu trabajo de decoración ha avanzado enormemente, así que no bajes la guardia y siéntete seguro que has hecho un gran trabajo. Pintar los muebles es un gran paso, solo sigue estas recomendaciones y pregunta a los expertos todas tus inquietudes y dudas que tengas.

También te puede interesar: Cómo pintar un baño moderno