¿Cómo conseguir un acabado profesional de pintura?

colores de interiores

Conseguir un acabado profesional en los colores de interiores es un desafío, pero siguiendo unos cuantos sencillos pasos, podrás lograr ese acabado profesional que estabas buscando.

Elige el acabado adecuado para la habitación

Puedes sentirte inclinado hacia algún acabado que te guste, pero esta no siempre es la mejor decisión para tus paredes. Las paredes mate, por ejemplo, pueden exagerar las marcas y raspaduras, mientras que las paredes suaves se pueden limpiar para que parezcan casi nuevas.

Teniendo esto en cuenta, las áreas de alto tráfico en tu hogar deben estar pintadas en satín, incluso un semi-brillo para que el color se vea genial por el mayor tiempo posible.

Piensa en cómo se usa cada habitación

Tu cocina necesitará una pintura más duradera, mientras que la habitación sería más adecuada para un acabado mate.

Aplicación de muestras

Aunque haya seleccionado el acabado correcto, elegir los colores de interiores es una tarea completamente diferente.

Los tonos de color funcionan de manera diferente en varias habitaciones debido a la forma, la luz y el tipo de piso. Es por esta razón que siempre debes sombrear la muestra, incluso si estás completamente casado con un color para que selecciones el tono adecuado para tu habitación.

Preparación

Estás ansioso por pintar ahora que has elegido el acabado y el color lo tienes a la mano. Pero, si no has preparado adecuadamente la sala y tu equipo, será visible en el resultado final.

Comienza moviendo todos tus muebles hacia afuera o hacia el centro de la habitación antes de colocar tus sábanas de polvo y proteger tu piso. Algunos pueden preferir usar cinta adhesiva a lo largo de los bordes de la pared para crear líneas limpias.

Si estás pintando puertas, asegúrate de quitar las manijas, ya que pintar alrededor de los bordes son signos reveladores de un pintor novato. Ten a la mano un paño húmedo para limpiar las salpicaduras no deseadas antes de que se fijen.

Cebado

Si anteriormente has usado un tono más profundo de pintura en tus paredes, siempre es bueno usar una imprimación antes de aplicar tu nuevo tono de pintura. Esto asegurará que estés obteniendo un color completamente verdadero y evitará cualquier parche o mancha no deseado de la pintura anterior.

Siempre revuelve tu pintura

Un buen pintor siempre removerá o incluso mezclará dos latas de pintura para obtener una sombra perfectamente uniforme.
Particularmente, la pintura que se ha mezclado en la tienda tiende a necesitar más mantenimiento antes de estar lista para usar.

La paciencia es una virtud

Deja que cada capa se seque correctamente antes de comenzar con la otra. Estar demasiado ansioso por terminar es una forma rápida de crear un acabado irregular.

Siempre es mejor comprar demasiado

Puede ser difícil adivinar cuánta pintura necesitas si no eres un profesional que trabaja con ella a diario, pero teniendo en cuenta que pintarás dos capas en cada pared, siempre es mejor tener demasiado a que falte. Además, puedes colgarte de la pintura para que, si se necesitan parches con el tiempo, ¡tengas la pintura para hacerlo!

También te puede interesar: Mejora tu espacio de trabajo con estos tips