En ocasiones renovar el interior de tu hogar suele salirse del proceso normal al realizar un recubrimiento. Quitar el papel tapiz con anticipación es un claro ejemplo de esto. Si este es tu caso, no te preocupes, con los materiales correctos podrás realizar dicha actividad de forma muy fácil. Hazlo tu mismo con esta guía para quitar el papel tapiz de tu pared con una vaporera.

No olvides limpiar las superficies antes de empezar, al igual que llenar tu removedor de vapor con agua tibia y esperar a que se caliente. Cuando veas que tu decapante libera vapor, puedes empezar a realizar los siguientes pasos.

Empieza de abajo hacia arriba

Comienza en la parte inferior de la pared. Acerca a esta área la vaporera durante 10 segundos, luego vela subiendo mientras quitas el papel húmedo de abajo; puedes aflojar las áreas rebeldes con una espátula. Trabajar desde abajo es mejor a medida que sube el vapor, lo que lo hace más eficiente y permite quitar trozos de papel tapiz más grandes.

Ten cuidado de no usar tu decapante a vapor en un área durante demasiado tiempo, ya que esto puede dañar el yeso que se encuentra debajo.

Retira el papel

Retira con cuidado el papel tapiz húmedo, utilizando una espátula para eliminar las secciones rebeldes. Esta actividad debes realizarla sin prisas y con mucho cuidado, para no dañar el yeso o concreto.

Continúa este proceso, trabajando sección por sección, realizando todo de abajo hacia arriba.

A menudo, los decapantes a vapor vienen con pequeños accesorios diseñados para ayudarte a abordar áreas más difíciles. Puedes usarlos si lo consideras necesario.

Elimina residuos de papel

Puedes retirar los restos de papel tapiz con una escoba o una espátula. Después enjuaga la pared con una esponja y agua. Una vez seco, podrás aplicar tu combinación de colores favorita para las paredes de tu habitación.

Este mismo método puedes usarlo para eliminar el papel tapiz en superficies de madera, por lo que te recomendamos seguir los mismos pasos para lograr el resultado deseado.

Elimina el pegamento

Una vez que finalices el proceso principal de eliminación de papel tapiz, es posible que aún quede residuos de pegamento. Querrás asegurarte de que se elimine por completo antes de comenzar a decorar.

Crea una solución mezclando agua tibia, detergente líquido y un poco de bicarbonato de sodio. También puedes considerar agregar un poco de vinagre a la solución.

Humedece una esponja con tu solución y luego ataca las paredes con movimientos circulares suaves. Debes notar que el pegamento comienza a levantarse. Toma un paño seco e intenta eliminar el pegamento, apóyate de la espátula si es necesario.

Estos pasos para quitar el papel tapiz de tu pared con una vaporera te ayudarán a realizar esto tu mismo, al mismo tiempo que ahorras dinero al no contratar a un profesional. Después de esto, podrás pintar cómodamente tu habitación.

También puede interesarte: