Al  imprimir y pintar tu hogar puedes llegar a adquirir algunas habilidades que solo se aprenden con la experiencia, y muchas se aprenden después de haber cometido algunos errores. Para que no pases por esas situaciones, aquí te dejamos algunos consejos para aplicar una imprimación.

Más imprimación no significa que sea mejor

Dos capas bien cargadas de imprimación no son mejores que una. No debes confundir la función del “primer” o imprimación con la de la pintura del color final. Es con la pintura que debes aplicar varias capas, con un máximo tres si utilizas un imprimador.

Imprimir antes de aplicar el tono final, es una de las mejores ideas para pintar tu cuarto o cualquier parte de tu hogar. Sin embargo, la imprimación debe aplicarse una sola vez, de no ser así, solo desperdiciarías producto.

mujer imprimando pared

No siempre debes esperar 4 horas

La mayoría de las personas mencionan que hay que esperar 4 horas entre una capa de pintura y otra para lograr un acabado óptimo; esta medida de precaución suele ser muy acertada, sin embargo, con el imprimador no es igual.

Recuerda que siempre tienes que leer las indicaciones del fabricante. Sin embargo uno de los consejos para aplicar una imprimación es dejar que esta seque al menos una hora.

Quita la pintura anterior

Al tratarse de un producto que se utiliza para cubrir el color previo, es natural que queramos ahorrar tiempo y tener los mejores resultados. No obstante, si vas a pintar una superficie que tiene sobre sí más de dos capas de pintura previa; primero debes remover toda esa pintura vieja.

La idea de la imprimación es crear una buena base para el color siguiente, logrando un resultado homogéneo y sin gastar mucho producto. Pero, ¿qué pasa si la pared está en muy malas condiciones? No puedes esperar que este producto repare las imperfecciones de años, tampoco que se adhiera de forma óptima a una superficie inestable.

Te recomendamos utilizar una espátula para quitar esas capas acumuladas. Recuerda pasar una lija por toda la superficie antes de aplicar la imprimación.

No dependas de la brocha

El “primer” para pared también viene en presentaciones en aerosol.  En solo un minuto puedes tener toda tu superficie cubierta con la imprimación. Recuerda colocar el spray al menos a 15 centímetros de distancia de la superficie a cubrir.

Esperamos que estos consejos para aplicar una imprimación te ayuden a obtener el resultado deseado, para renovar el interior y exterior de tu hogar. Recuerda que puedes compartirnos tus experiencias en los comentarios.

También te puede interesar: Cómo pintar una puerta de metal