Sabemos que pintar es rápido, asequible y fácil. Pero estropear un trabajo de pintura hará que la tarea sea más larga y más cara. Este noviembre, aprovecha las ofertas de pinturas en el buen fin y presta atención a estos consejos, que más que consejos, es usar el sentido común antes de tomar una brocha o un rodillo.

Otra de las cosas importantes a tomar en cuenta: caerse en casa es una de las principales causas de lesiones no intencionales y representa más de 5 millones de visitas a la sala de emergencias cada año. Antes que cualquier cosa, mantente seguro. Si planeas pintar en lugares altos, invierte en una escalera resistente con un estante para tu pintura y herramientas, o pide prestada una.

qué debes hacer antes de pintar

La selección de colores

La selección de colores puede resultar molesta. Considera la edad y el estilo arquitectónico de tu hogar.

Piensa en cómo quieres que se sienta la habitación. Los azules y verdes alivian, los amarillos elevan y los tonos anaranjados y rojos emocionan. Confía en los neutrales para una habitación relajante.

Muestreo antes de pintar

Planea probar algunos tonos del color seleccionado, porque la calidad de la luz alterará el aspecto de cualquier pintura.

Esto se hace fácilmente aplicando muestras de pintura a la cartulina blanca, luego colocando la cartulina en diferentes partes de la habitación en diferentes momentos del día para revelar exactamente cómo se verá cada tono. Ya sea que el espacio esté lleno de luz natural o atenuado por la tarde.

El brillo correcto

Para asegurar un rendimiento óptimo de la pintura, es importante seleccionar el brillo adecuado. Los acabados de pintura planos y sin brillo se adaptan bien a los colores intensos y tienden a ocultar las imperfecciones de la superficie.

Pero los acabados planos se ensucian fácilmente y pueden ser difíciles de limpiar. Un acabado satinado será más fácil de limpiar, por lo que es una buena opción para las cocinas. Sin embargo, la pintura de alto brillo se guarda mejor para habitaciones muy estilizadas.

Solución jabonosa

Tratar de pintar paredes sucias es una de las principales razones por las que los aficionados al bricolaje terminan insatisfechos con sus resultados.

La suciedad y el polvo pueden evitar que la pintura fresca se adhiera correctamente a la superficie, por lo que debes lavar las paredes con agua tibia y jabón antes de comenzar a pintar.

Tiempo para sellar antes de pintar

Sí, existen productos de pintura con sellador que pueden ahorrar tiempo. Pero es probable que aún necesites aplicar más de una capa para lograr un acabado uniforme.

Los aficionados al bricolaje también deben saber que si la pintura vieja es satinada o brillante, solo otra pintura satinada o brillante la cubrirá (a menos que primero lijes el acabado anterior para mejorar la adherencia).

La aplicación de un sellador proporciona un lienzo limpio y fresco y es la única forma de prometer resultados agradables.

Obtener suficiente

Pocos problemas de pintura son más molestos que quedarse sin pintura a la mitad. Por lo tanto, mide el área de la superficie que esperas cubrir, luego verifica las estimaciones de pies cuadrados impresas en el costado de tu lata de pintura.

Planifica dos capas más retoques, incluso cuando un producto promete cubrir completamente en una capa.

Date tiempo suficiente para pintar

Pintar lleva inevitablemente más tiempo de lo que crees. Si el objetivo es la satisfacción inmediata, considera un proyecto de pintura de un día como un color fresco para la puerta de entrada. Si estás abordando un trabajo más ambicioso, tómate unos días o una semana.

Otro consejo: retira las perillas de puertas, bisagras, placas de cubierta y artefactos de iluminación, antes de pintar para evitar tener que pegar todo con cinta.

También te puede interesar: 5 cosas a considerar antes de pintar tus paredes