Un buen recubrimiento de pintura en tu hogar es la forma más fácil de actualizar el ambiente, brindando así un cambio de imagen fresco y renovado. Si estás buscando tendencias de color para alguna de tus habitaciones, déjanos recordarte que no solo hay que considerar ese aspecto en un proyecto de pintura de interiores. Así que, aquí te diremos cómo elegir el acabado de color perfecto para tu hogar.

Alto brillo

Los acabados de alto brillo emiten la máxima cantidad de brillo para un efecto deslumbrante y glamoroso. Estos requieren un mantenimiento extremadamente bajo. Son resistentes a las manchas y la humedad y fáciles de mantener limpios. Sin embargo, al igual que los acabados semibrillantes, todo ese brillo significa que las imperfecciones en la pared se transmitan al resto de la habitación.

Los acabados de alto brillo requieren el mayor trabajo de preparación, por lo que querrás asegurarte de que tu pared sea lo más lisa posible antes de pintar. Dado que es tan fácil de limpiar, los acabados de alto brillo son ideales para puertas interiores y gabinetes que tienden a cubrirse con huellas dactilares sucias.

Semi brillante

Los acabados semibrillantes reflejan la luz. Son más brillantes que los acabados satinados, pero no tan radiantes como los acabados de alto brillo. El resultado final es limpio y nítido.

Los acabados semibrillantes son extremadamente duraderos. También son resistentes a las manchas y la humedad. Son ideales para la cocina, ya que puedes quitar la grasa fácilmente en superficies con un acabado semibrillante.

La desventaja es que, dado que este acabado refleja la luz, facilita la detección de imperfecciones en las paredes. Los arañazos, abolladuras y golpes serán más visibles si eliges este acabado.

Estilo mate

Los acabados planos y mate absorben la luz para una apariencia suave y elegante. Estos se utilizan con frecuencia en los sitios de construcción, ya que este acabado es indulgente y perfecto para ocultar imperfecciones. Si deseas cubrir raspaduras y daños en la pared, esta es una opción sólida.

Ten en cuenta que también se sabe que los acabados de pintura mate absorben la suciedad, por lo que generalmente no es una excelente opción para cocinas, habitaciones de niños o áreas de mucho tráfico.

Cáscara de huevo

Como era de esperarse, los acabados de cáscara de huevo se parecen a las cáscaras de un huevo. Son notables por poseer una profundidad y calidez naturales, con un persistente efecto aterciopelado.

Este tipo de acabado tiene una gran demanda actualmente. Es fácil de cuidar, especialmente en hogares activos con niños y mascotas. Los acabados de cáscara de huevo resisten las manchas y los rayones, y al mismo tiempo son una opción de bajo mantenimiento para áreas de mucho tráfico.

Satín

El satinado tiene un poco más de brillo que los acabados de cáscara de huevo o mate, pero no es tan brillante como los acabados semibrillantes o de alto brillo. El resultado final es un brillo suave y romántico.

sala de estar gris satinado

Este es un acabado versátil. Los acabados satinados son resistentes a la suciedad y el moho. También son fáciles de mantener limpios, lo que los hace ideales para cocinas, baños, áreas de alto tráfico y molduras.

Esta información para elegir el acabado de color perfecto para tu hogar te ayudarán a obtener un mejor resultado en tu proyecto de renovación. Recuerda que puedes compartirnos tus proyectos de bricolaje en los comentarios.

 

También puede interesarte: 4 combinaciones inesperadas para los interiores de tu hogar.