Utilizar pintura antióxido es una maravilla para muebles o cualquier otro elemento de metal en tu hogar. Sin embargo, es posible que te estés preguntando si es posible aplicar pintura sobre el óxido. Pues, déjanos decirte que si es posible, pero no es nada recomendable. Sigue leyendo para darte más detalles.

¿Es posible aplicar pintura sobre el óxido?

Sí, puedes rociar pintura sobre el óxido. Sin embargo, antes de pintar, te recomendamos  preparar la superficie correctamente. La preparación de la superficie de la pintura convencional o en aerosol es extremadamente importante y es el mejor indicador de cuánto durará tu nuevo acabado de pintura.

Retira el óxido y la pintura vieja

Elimina el óxido suelto con un cepillo de alambre, papel de lija o un eliminador de óxido químico. El objetivo es hacer que tu superficie sea lo más lisa posible para garantizar que el nuevo acabado de pintura se adhiera bien a la superficie.

Si tu superficie tiene pintura que se cae de vieja, elimina toda la pintura suelta. Lija ligeramente las superficies brillantes para opacar el acabado. Es importante que no lijes pintura vieja que pueda contener plomo.

Limpia

La suciedad, la grasa y el aceite también pueden afectar la adherencia de la pintura, al igual que el óxido suelto y la pintura descascarada. El agua y el jabón común o el limpiador doméstico son eficaces para eliminar la mayor parte de la suciedad de la superficie. Quita la grasa y los aceites con un desengrasante o alcohol desnaturalizado.

Evita el uso de solventes fuertes en superficies previamente pintadas. Los solventes pueden ablandar la pintura vieja, lo que puede hacer que la pintura nueva se arrugue o se desprenda de la superficie. Enjuaga y deja que la superficie seque por completo.

Imprimación

Si pudiste eliminar todos los rastros de óxido con un cepillo de alambre o papel de lija, puedes imprimar con el primer antióxido de la tienda de tu preferencia. Nosotros recomendamos alguno de los productos Comex, los cuales son excelentes para cubrir metal; de hecho, hay algunas opciones de pintura que cuentan con imprimación.

La imprimación siempre ayuda a crear una superficie uniforme, que es ideal para pintar. Esta también ayuda a disminuir la probabilidad de cambio de color y aumenta la adherencia. Si eliges imprimar, aplica varias capas delgadas para evitar que esta se corra y gotee, esperando a que seque el primer entre cada aplicación.

De cualquier forma, te recomendamos seguir las instrucciones de aplicación del producto que elijas.

Aplicación de la pintura

Después de que tu superficie esté limpia, opaca, seca y preparada adecuadamente, aplica la pintura antióxido que hayas elegido en la superficie bien preparada. Aplica varias capas delgadas para evitar goteos y goteos. Seca al tacto en 8 minutos y no se pega en 15 minutos.

¿Aún  cuentas con alguna duda de cómo aplicar pintura sobre el óxido? Háznoslo saber en los de comentarios.

También puede interesarte: Actualiza tu vieja barra isla de cocina.