Los mejores tonos de pintura púrpura.

Pintura Púrpura

El púrpura es un tono que a menudo se pasa por alto y que otorga una elegancia real a un dormitorio. Mezcla de rojo y azul, el púrpura puede ser dramático o alegre. El púrpura puede hacerte sentir con energía por la mañana y calmado por la noche. Si nunca has considerado decorar con morado, piénsalo nuevamente, ya que este es un color de pintura maravilloso y subestimado para las habitaciones.

Ya sea que desees crear un espacio audaz y brillante para esas mañanas o si estás buscando un tono apagado o profundo adecuado para dormir bien, hemos reunido los mejores colores de pintura para interiores púrpura para cada tipo de dormitorio.

1 Lila. El Lila es un color fresco e inesperado que le da un ambiente divertido a cualquier habitación. Nos encanta porque es un tono rico que no se siente demasiado cursi. Si bien este tono es encantador en una habitación para niños, también se ve maduro y funciona bien en un dormitorio principal.

2 Púrpura apagado. Es un jugador bastante nuevo entre las pinturas, pero sus tonos se adaptan al millennial exigente que quiere un color de pintura único. Es un púrpura claro y apagado con toques grises, más adulto y funciona bien con tonos apagados más oscuros o blancos brillantes.

3 Gris purpura. Para aquellos que son un poco escépticos sobre la capacidad de la púrpura para servir como un color de pintura perfecto este es un gran color, con sutiles matices morados, este tono se vuelve más gris o grisáceo dependiendo de la iluminación. Pero, todavía tienes ese toque de color allí.

4 Púrpura claro o Lavanda. Este tono se mezcla de pigmento púrpura y matices de color rosa claro y juega bien con blancos cálidos o bronceados. Es un color encantador para habitaciones de cualquier tamaño y se siente suave sobre algunos muebles. Este sutil color púrpura puede funcionar tanto para niños como en habitaciones para adultos.

5 Magnolia. Si deseas adoptar completamente el tono púrpura, considera un color de pintura tan rico como el Magnolia. Este tono polvoriento inspirado en bayas tiene matices rojos y combina bien con muebles de madera rica y adornos de madera blanca o natural. Nos encanta como una pared decorativa o en toda la habitación.

6 Vino. El vino es un tono púrpura ennegrecido que está lleno de intriga y misterio. Es una opción deslumbrante para una pared decorativa detrás de su cama, creando un punto focal instantáneo en el dormitorio y eliminando la necesidad de una cabecera o una gran cantidad de arte en la pared.

7 Ciruela.  El color ciruela es audaz y cálido, combina este color regio con detalles dorados para un dormitorio apto para una reina (o rey). Este color profundo hará que una habitación más pequeña se sienta más grande o creará un ambiente más acogedor en un espacio grande.

8 Morado Real. Muchos de los púrpuras en nuestra lista están ligeramente apagados, pero el Morado Real está lleno de color. Este audaz y brillante color púrpura es impactante y es perfecto para cualquier persona que quiera saturar su habitación de color. Un color vibrante que actúa como un punto focal instantáneo en el dormitorio, disminuyendo la necesidad de piezas de acento excesivas.

Relacionado: La ciencia de la pinturas antibacteriales