¿Por qué hacer remodelaciones en tu hogar en primavera?

pintura

¡LLegó la primavera! Ahora es el momento de comenzar a planear respecto al mantenimiento del hogar, la decoración y la pintura, junto con las tareas de limpieza de primavera que todos conocemos y amamos.

A medida que el clima se vuelve mucho más soportable, es hora de enfocarnos en nuestros exteriores. Ya sea que se trate de tu hogar o de una propiedad comercial, el verano (o poco antes) es un buen momento para combatir el desgaste del invierno, ordenándolo para los meses siguientes.

La pintura exterior a veces se considera el trabajo más importante, por lo que sacarla primero de tu lista significará que todo será cuesta abajo desde allí.

También puedes leer: ¿Cómo conseguir un acabado profesional de pintura?

¿Por qué la primavera?

Bueno, la primavera es una estación mucho más cómoda que el invierno. Es un momento agradable para que estemos al aire libre, y hacerlo ahora significa que tendrás las plantas pisoteadas o las áreas de césped desgastadas antes de que llegue el verano, donde querrás que tus flores y el área del jardín se vean al punto.

¡Haz el trabajo de pintura antes que las barbacoas, la jardinería y los deportes!

Al esperar más para pintar tu propiedad, permites que la madera expuesta tome aún más fuerza de la naturaleza. Realmente no toma mucho tiempo para que las cosas comiencen a desmoronarse o pudrirse, lo que significa que tendrás que hacer reparaciones antes de que incluso puedas considerar pintar.

Algunas de las pinturas y acabados exteriores son más efectivos, se aplican y secan mejor cuando están bajo las condiciones de la primavera. Déjalo en verano y tu pintura podría secarse demasiado rápido, causando una mala formación de película de pintura.

Pintar en primavera, entre el clima moderado, significará que es mucho más probable que obtengas un trabajo de pintura de alta calidad y mayor duración.

Al elegir la primavera, es mucho menos probable que tengas que pintar con viento, lluvia o clima de alta temperatura. Pintar con viento puede hacer que el polvo se convierta en pintura húmeda, mientras que pintar en clima húmedo o lluvioso también afectará significativamente tu trabajo de pintura.

Una vez que tu pintura exterior esté terminada, puedes pasar fácilmente al jardín, dentro de la casa, reparaciones o cualquier otra área que desees, ¡ya más tranquilo sabiendo que se ha completado uno de los trabajos más difíciles!