No necesitas ser un diseñador para decorar tu casa de una manera profesional, tampoco debes  contratar a un experto o invertir mucho dinero. Sigue leyendo, ya que a continuación te diremos algunas reglas básicas para decorar tu hogar en cualquier fecha del año.

Te recordamos que del 23 al 31 de mayo se llevará a cabo el Hot Sale 2021 para que puedas aprovechar las ofertas en pinturas, muebles y demás accesorios para la remodelación de tu hogar.

Medidas básicas de decoración

Para obtener el equilibrio correcto en tu hogar, necesitas conocer las reglas básicas de medición de las piezas clave. Deja un espacio de unos 40 cm entre sofás y mesas de centro. Al colgar obras de arte en la pared, el centro debe estar al nivel de los ojos, por lo general a unos 140-150 cm del suelo.

Para obtener un efecto elegante, alargador y dramático, monta las cortinas hasta 10 cm por encima del marco de la ventana y déjalas caer al suelo. Para saber la distancia entre tu televisor y el asiento, la regla general es la medida diagonal de la pantalla del televisor, duplicada. Cuando se trata de alfombras, cuanto más grande, mejor.

 Principio del 10-30-60

Una vez que sepas cuál es la paleta de colores que utilizarás, necesitarás saber qué papel jugarán en tu esquema general. Esta regla significa que debes elegir un color dominante, uno secundario y otro de acento.

El color dominante debe cubrir el 60% de la habitación y ser razonablemente neutro. El color secundario suele ser más atrevido y se puede utilizar para muebles, cubriendo el 30% de la habitación; mientras que el color de acento puede estar en tus cojines, alfombras, mantas y accesorios para cubrir el 10% restante.

Elementos ordenados en números nones

Agregar elementos agrupados en números impares a tu mesa de centro o estante crea armonía visual e interés. Ayuda si la agrupación incluye baratijas de diferentes alturas, formas y texturas. Al mismo tiempo, estos deben tener similitud, ya sea en color o tema.

Recurso del punto focal

Un punto focal en las habitaciones es la característica más destacada y llamativa. Puede ser una obra de arte dramática colgada sobre una chimenea, o un mueble de declaración, incluso una característica arquitectónica que desees resaltar.

Sea lo que sea, el punto focal debe llamar tu atención en el momento en que ingreses a la habitación. Organiza el resto de la habitación alrededor del punto focal, asegurándote de que se complemente con ese punto, en lugar de competir con él.

También puede interesarte: Lo que debes de comprar en el Hot Sale para tu hogar.